Diferencias Aac plus vs MP3

Al momento de decidir qué formato de compresión elegir para aprovechar al máximo los recursos propios como los del oyente en emisiones de streaming, generalmente se piensa en una de estas dos alternativas.

 

  • MP3 o MPEG-1 Audio Layer 3:

Es un formato de audio digital estándar comprimido con pérdida, la pérdida de información del formato mp3 no es audible por el oído humano, por tanto no distinguiremos la diferencia entre un archivo de audio sin compresión y un archivo mp3.

Además un archivo mp3 consigue reducir el tamaño del archivo de sonido sin influir en su calidad, aproximadamente 1 minuto de audio en formato mp3 ocupa 1 MB con una calidad prácticamente igual a la calidad de Cd.

Estas ventajas han conseguido que el formato mp3 pueda ser reproducido en casi todos los reproductores de audio, que sea el formato por excelencia para el intercambio a través de internet, una de las mejores opciones en estos momentos para almacenar música con buena calidad, y también el formato de audio que más se utiliza en reproductores portátiles, es un estándar y por tanto la compatibilidad con todos los medios está garantizada.

El formato de audio mp3 permite seleccionar la calidad del audio que vamos a comprimir, la calidad de cd sería equivalente a 128 Kbps (Bit rate), pero podemos seleccionar la compresión entre los 8 Kbps y los 320 Kbps teniendo en cuenta que cuanto mayor sea la transmisión de datos (Kbps), mayor es el uso de recursos de banda ancha tanto para la emisión como para la recepción por parte del oyente.

  • AACplus: MP4/aacPlus (HE-AAC) Enconder v 1.31; Stereo.
Al igual que en el mp3, en el aacplus existe una solución para el poco ancho para los canales. Esta es lo que se conoce como “Parametric Stereo” y corresponde a lo que se conoce como HE-AAC v2. A diferencia de lo que ocurre en el caso del mp3, no conviene utilizar esta opción en bitrates altos, en este caso sobre los 48kbps.

Tabla comparativa (relación calidad/ consumo de recursos)

MP3    

AAC PLUS

48kbps

45%

72%

64kbps

50%

74%

96kbps

60%

77%

128kbps

67%

79%

192kbps

85%

88%

256kbps

89%

93%

320kbps

91%

95%

 

Consideraciones:

  1. Las valoraciones de la calidad se encuentran expresadas en porcentajes, siendo el 100% la calidad global del archivo original.
  2. Las valoraciones son meramente estimativas pero pretenden reflejar fielmente las diferencias de calidad entre unos y otros formatos a los distintos bitrates.
  3. Se han marcado con rojo las mejores alternativas para cada formato, de acuerdo a la relación de calidad y consumo de recursos propios al emitir y recursos del oyentes para recibir correctamente el audio.

 

Conclusiones:

  1. La primera y más importante respecto al mp3 es que, incluso en su más alta calidad, se encuentra ya obsoleto. En cualquier bitrate es superado por los demás por lo que siempre será preferible realizar compresión a cualquier otro de los formatos posteriores. Ogg Vorbis y mpc son formatos de mejor calidad que superan ampliamente al mp3 pero que no hemos incluido por no ser muy utilizados. Existen además otros varios formatos que ofrecen una mejor compresión.
  2. Para el mp3 el mejor bitrate es a los 128kbps o 192 kbps, con una diferencia mínima en la calidad. Superior a ello la diferencia es imperceptible e inferior a ello es ampliamente perceptible.
  3. A 72/ 74% el formato AAC PLUS vence ampliamente a sus competidores en los 48/ 64kbps siendo la mejor elección en el rango. Dependerá del archivo original, así como de la mayor o menor preponderancia de los altos, medios y bajos. La disminución de la fidelidad es perceptible fácilmente pero no es demasiada y muchas personas no tendrán problemas para aceptarla.
  4. Bajo los 128kbps, la calidad del mp3 baja considerablemente, mientras que en el formato AAC PLUS la disminución no es tan pronunciada. En este último, se puede apreciar que entre los 128 y los 48kbps la disminución de calidad es mínima existiendo una diferencia de tan sólo un 7%. Por tanto, no vale la pena comprimir a 128kbps o a 96kbps teniendo la opción de hacerlo a 48 o 64 con una diferencia mínima en la calidad.

 

Ventajas de AAC con respecto a MP3

 

  • El formato AAC soporta sonido multicanal lo cual resulta un códec de audio apropiado para el sonido envolvente de 6 o más altavoces, si bien actualmente no es el códec más soportado para ello. Sin embargo, MP3 sólo permite, en su formato base, sonido estéreo.
  • Puede alcanzar una frecuencia de muestreo de 96khz, utilizado en estudios de grabación. MP3 está diseñado sólo para la reproducción y para alcanzar hasta 48khz.
  • La calidad de sonido es considerablemente superior a mismo birate. Esto significa que es posible codificar un archivo de audio en AAC con un bitrate inferior al equivalente en MP3 manteniendo la misma calidad sonora. Un archivo de audio en HE-AAC codificado a 48kbps puede ofrecer una calidad similar a un MP3 codificado a 128kbps.
  • Incluso a bitrates muy bajos (32kbps o menos) el sonido sufre poca pérdida en comparación con el MP3. Esto puede ser útil para codificar ficheros de audio cuando se requieren tamaños muy pequeños para llegar a dispositivos móviles.

 

Conclusion Final:

Si se quiere emitir a buena calidad y al mismo tiempo llegar al máximo número de oyentes que utilizan diversos dispositivos como PC, Moviles, Tablets, etc, la mejor opción es  el formato AACPlus; 48Kbps; CBR; 44100 Hz.